Ir directamente a la información del producto
1 de 13

PLATA DE LEY 925

SMILE

Precio habitual $89.266,74 COP
Precio habitual $131.230,85 COP Precio de venta $89.266,74 COP
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pago.
Acabado

Con la libertad de expresar nuestra felicidad nace la colección encapsulada Smile, que trae cuatro modelos diferentes, cada uno más bonito que el anterior. Pendientes de plata de primera ley cuidadosamente pulidos y acabados en Oro de 18 quilates.

Detalles

  • Pendientes de alta calidad.
  • Material: Plata de 1ª Ley 925
  • Acabado: Baño en Oro de 18k
  • Peso: 1.60 g

¡Que la alegría no falte! El poder de una sonrisa no tiene comparación, en esta época, hemos aprendido a sonreír con los ojos, así que, ¿por qué no hacerlo también con nuestras joyas?

Diseños únicos acabados a mano en Plata de Ley 925 que harán lucir tus looks de verano.

Envío y devoluciones

El plazo de entrega habitual es de 7 a 10 días. Encuentra más información aquí.

Desde el momento en que recibas tu joya dispondrás de 14 días para devolverla ¡Sin tener que dar explicaciones!

Cuenta con nuestro equipo de Atención al cliente para cualquier duda o consulta que te suja.

¡Y una cosa más! Todos nuestros anillos son ajustables. Disfruta eligiendo tu nuevo anillo favorito sin tener que pensar que talla escoger.

Sostenibilidad

Nuestro packaging es ecofriendly, lo podrás reciclar al 100% cuando recibas tu joya. Y además utilizamos plata 99,9% reciclada para reducir nuestra huella de carbono.

En LAZOS cada año examinamos todos nuestros artículos y procesos para tratar de mejorarlos y contribuir a un mundo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Cuidado de las joyas

Todas nuestras joyas son de Plata de Ley 925, Plata de Ley 925 bañada en oro de 18 kilates o Acero. Te indicamos algunas recomendaciones que pueden ayudarte a mantenerlas:

Para limpiarlas utiliza agua tibia, jabón neutro y un cepillo.

Guárdalas en los sobres que incluimos con cada joya o en un joyero para protegerlas de elementos externos que puedan dañarlas.

Evita utilizar nuestras joyas en el mar o en la piscina, así como rociarlas con perfume o alcohol directamente sobre ellas.